La Iglesia de Todas las Naciones

Acerca de este lugar

La Iglesia de Todas las Naciones se encuentra en el Monte de los Olivos en Jerusalén, junto al Jardín de Getsemaní, frente a los muros de la Ciudad Vieja. La iglesia conmemora el sitio donde Jesús oró en la víspera de su crucifixión. La moderna iglesia se destaca entre las otras iglesias en el Monte de los Olivos gracias al impresionante mosaico que adorna la fachada.


Historia de la Iglesia de Todas las Naciones

La iglesia actual se construyó sobre los restos de una basílica del siglo IV y una capilla Cruzada del siglo XII. La construcción de la iglesia fue financiada por donaciones de doce naciones diferentes, que le dieron el nombre de "Iglesia de Todas las Naciones". Sin embargo, el nombre oficial es Basílica de la Agonía. La iglesia Católica Romana fue diseñada por Antonio Barluzzi y se terminó en 1924.


Características de la Iglesia de Todas las Naciones

La característica principal de la iglesia es un mosaico sostenido por columnas Corintias sobre la entrada. En el mosaico predominantemente dorado se representa a Cristo como la conexión entre Dd y el hombre. La Iglesia de Todas las Naciones tiene un techo de doce cúpulas que le dan una apariencia similar a una burbuja. La impresión general de la iglesia es neoclásica.

En el interior hay mosaicos del suelo, reminiscencias de la iglesia Bizantina anterior. El techo está pintado de un azul intenso como el cielo nocturno con estrellas con incrustaciones de oro que evocan la vista que Jesús habría tenido mientras oraba. El lado interno de las doce cúpulas está adornado con el escudo de armas de los países que contribuyeron al costo de la construcción. El interior de la iglesia está dividido en tres pasillos que conducen a tres ábsides. Los mosaicos que ilustran las escenas Bíblicas que tuvieron lugar en el Jardín de Getsemaní cubren los muros de la iglesia y fueron pagados por cada una de las naciones contribuyentes. El interior se mantiene oscuro y solemne, con ventanas de alabastro de color azul violeta para enfatizar la angustia de Cristo. Debajo del altar hay una roca que se cree que es donde Jesús se sentó mientras oraba (Mateo 26:36 y Marcos 14: 32-42). En el jardín de la iglesia hay un altar al aire libre utilizado por varias denominaciones Cristianas para servicios de oración y ceremonias.

Tours que te pueden gustar

Tour de Jerusalén en los pasos de Jesús

Desde $89

Tour por la Ciudad Vieja de Jerusalén

Desde $73

Tour privado a Jerusalén

Desde $660