Acerca de este lugar

La ciudad de Haifa cubre las laderas del Monte Carmelo y la tierra al pie de la montaña que va hasta el mar. Los Jardines Bahá'í se encuentran en el corazón de Haifa, en cascada bajan el Monte Carmelo en 19 terrazas. En el centro de los jardines hay un pequeño santuario blanco rematado con una cúpula de color dorado. Los jardines son un sitio religioso para los seguidores de la fe Bahá'í y el santuario es el lugar de descanso final del fundador y profeta de la fe, El Bab. Los Jardines Baha’í son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La verdadera belleza de los jardines se puede apreciar realmente al comprender la filosofía religiosa detrás de los jardines.


El Bab

El Bab (Sayyed Ali Muhammad Shirazi) nació en Persia en 1819; fundó la fe del Babismo y afirmó ser el intérprete inspirado del Corán. Continuó a llamarse a sí mismo el Profeta de una Nueva Era y la Esencia de Dios. "Bab" significa la puerta o puerta de entrada. El Bab compuso material escrito extenso y enseñanzas. A medida que su movimiento obtuvo el apoyo de más y más personas, el clero y el gobierno Iraní comenzaron a perseguir y matar a los seguidores de Bab. El Bab fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en 1850. El Bab está sepultado en el hermoso santuario en el corazón de los Jardines Bahá’í en Haifa.


Baha’ullah

Baha’ullah era un seguidor de The Bab y fundador de la fe Baha’i basada en los escritos de El Bab. Baha'ullah fue un noble persa que vivió una vida de privilegio antes de recurrir a Bab para su iluminación espiritual y dedicar su vida a los pobres y desfavorecidos. Llegó a ser conocido como el Defensor de la Justicia. Baha'ullah desarrolló una doctrina basada en los escritos de Bab y dijo que era el mensajero de Dios para su generación. Él enseñó que todas las religiones predicaban las mismas teorías espirituales básicas y que nos dirigíamos hacia una era idílica de la unidad humana. Después de su encarcelamiento y  persecución por sus creencias, Baha’ullah y sus seguidores fueron expulsados de Persia. Viajaron dentro del Imperio Otomano durante 10 años antes de ser desterrados a la Tierra Santa gobernada entonces por los Otomanos, y encarcelados en Acre. Baha’ullah fue finalmente liberado, vivió su vida en Acre y falleció en 1892. Baha’ullah está enterrado en los Jardines Bahá'í de Acre.


Creencias Bahá’í

El Bab introdujo por primera vez el concepto de "Aquel a Quien Dios Hará Manifiesto". De acuerdo con esta creencia, Dios envía un "mensajero" Mesiánico en cada generación. Mensajeros pasados han sido Abraham, Buda, Jesús, Mahoma y otros. Los tres principios principales de la fe Bahá’í son la unidad con Dios, la unidad de la religión y la unidad de la humanidad. Los Bahá’ís creen en la unidad y la igualdad de toda la humanidad, sin importar su religión. Hoy en día hay seguidores Bahá’ís en la mayoría de los países y suman aproximadamente de 5 a 7 millones. Los fieles Bahá'ís eligen Asambleas Espirituales para gobernar cada región. Luego, las Asambleas Espirituales votan por representantes a la Casa Universal de Justicia. Este instituto de gobierno de nueve miembros supervisa los asuntos mundiales de la fe Bahá’í. Su sede está en los Jardines Bahá’í de Haifa, no lejos del Santuario de Bab.


Los Jardines Bahá’í

Los asombrosos jardines están diseñados con una perfección geométrica que ofrece una ilustración visual de los principios de la fe Bahá’í: unicidad, unidad y diversidad de la humanidad. Todo está exactamente alineado para crear un efecto armonioso. Hay simetría en el diseño y un diseño de colores cuidadosamente planificado entre las plantas y las flores. La armonía y simetría de los jardines está diseñada para traer paz e inspirar tu alma. Las 19 terrazas están diseñadas como olas o círculos, lo que llama su atención hacia el Santuario en la terraza central. Los Jardines Bahá’í tienen más de 200,000 m² de flores, árboles, plantas, caminos y fuentes de agua. Una escalera baja por el medio de los jardines perfectos con vías de agua que corren a lo largo de los caminos. Urnas, estatuas y elementos decorativos que adornan los jardines tienen un profundo significado religioso para los Bahá’ís. Un equipo de 200 jardineros voluntarios cuida meticulosamente los jardines y la disposición de las flores se cambia según la estación.

El número 9 es sagrado en la fe Bahá’í, por lo que se ha utilizado en el diseño de los jardines. Hay 9, 19, 99 o 999 de cada elemento del jardín. Hay 999 pasos a lo largo del camino; 19 terrazas, 9 terrazas desde el santuario hasta el centro de los jardines, etc. Los Jardines Bahá’í de Haifa tienen cuatro secciones. El Santuario de Bab debe ser visitado con toda la reverencia de un sitio religioso. Los visitantes se quitan los zapatos, se visten con modestia, hablan en voz baja y se comportan con respeto cuando visitan el Santuario. Hay Jardines Exteriores y una plaza de entrada al pie de las terrazas. Los jardines tienen un balcón de observación casi en el punto más alto. Desde el amplio balcón, los visitantes tienen vistas espectaculares de los jardines y vistas panorámicas de la ciudad y de la Bahía de Haifa.

Tours que te pueden gustar

Tour de Caesarea, Acre y Rosh Hanikra

Desde $107

Tour Privado – Cesárea, Haifa, Acre y Rosh Hanikrá

Desde $847

Tour Privado a Cesarea, Zichron y Haifa

Desde $735