Un breve resumen de la gira

Después de visitar el lugar de la Ascensión y el Pater Noster, contemplamos una vista general de Jerusalén desde lo alto del Monte de los Olivos y empezamos nuestro descenso haciendo una parada en el Dominus Flevit y terminando en el Jardín de Gestsemaní y la Iglesia de Todas las Naciones. Entramos en la Ciudad Vieja por la Puerta de los Leones y vemos las Piscinas de Bethesda y la Iglesia de Santa Ana.

Notas importantes y útiles

  • Los precios de las entradas no están incluidos.
  • Es necesario cambiar de vehículo entre los traslados de recogida y regreso para ahorrar tiempo y ¡evitar el tráfico denso y los retrasos!
  • Traslado de vuelta al aeropuerto disponible por 65$ por persona

  • Es necesario llevar ropa modesta.

Descripción detallada de la gira

Nuestra primera parada en el Monte de los Olivos es la Iglesia de la Ascensión. Los restos de la rotunda original, construida alrededor de la roca desde la cual se cree que Jesús ascendió a los cielos (Lucas 24:50-51) y la última iglesia cruzada con cúpula octogonal, están ahora en el patio de una mezquita.

Cerca del Pater Noster, en una gruta y un claustro que conmemoran el lugar donde Jesús predicó el Padre Nuestro (Mateo 6:9-14), vemos esas mismas palabras en ciento veintitres idiomas.

Antes de emepezar a bajar del Monte de los Olivos, nos detenemos para ver una imponente vista de Jerusalén alzándose sobre el antiguo cementerio judío. Como si los tuviéramos en la palma de nuestra mano, vemos la Ciudad Vieja y el Templo del Monte extenderse ante nosotros y nos imaginamos el Segundo Templo destruido en el año 70 E.C. y el templo de Salomón, destruido con anterioridad en el año 586 A.C.

A la mitad del camino de descenso del monte, hacemos una parada en el Dominus Flevit, donde Jesús lloró al predecir la destrucción de Jerusalén (Lucas 19:41-44). Diseñadas por Antonio Berluzzi, las ventanas de detrás del altar de esta pequeña iglesia, dirigen nuestra atención hacia el Templo del Monte, lugar donde se alzó el Segundo Templo en la época de Jesús.

En la Iglesia de Todas las Naciones, en el Jardín de Getsemaní, recordamos a Jesús rezando con los discípulos hasta que fue traicionado por Judas. (Marcos 14:32-46)

Cruzando el Valle del Cedrón (el valle de Josafat) entramos en la Ciudad Vieja por la puerta de los Leones y visitamos las piscinas de Bethesda (Juan 5:1-9) en la Iglesia de Santa Ana deteniéndonos para disfrutar de la maravillosa acústica de la austera iglesia cruzada.

En los sótanos del Convento de las Hermanas de Sion veremos una cisterna de agua del Segundo Templo y nos maravillaremos con los grabados en piedra del pavimento de la calle antigua, los Lithostratos. Pensados originalmente para ser el patio donde presidió el pretorio Poncio Pilato, data del siglo segundo junto con el Arco del Ecce Homo construido por Adriano.

Galería de imágenes

Breve video de la gira

Pida este tour ahora