Un breve resumen de la gira

Desciende a través del Desierto de Judea en dirección al Mar Muerto, pasando por La Posada del Buen Samaritano y la marca del “nivel del mar”. En Jericó, la ciudad más antigua del mundo, contempla el antiguo tel, Monte de la Tentación y la higuera a la que se subió Zaqueo. Este recorrido turístico incluye el regreso inmediato al aeropuerto de Ben Gurion o a tu hotel en Tel Aviv o Herzliya.

Notas importantes y útiles

  • Regreso inmediato a Tel Aviv / Herzliya / Aeropuerto de Ben Gurion a las 13:30 horas aproximadamente.

  • No hay retorno inmediato a Netanya!

  • Este viaje está sujeto a las regulaciones de las autoridades palestinas.
  • Cambio de vehículo necesario para transbordos de recogida y regreso para ahorrar tiempo, además de para evitar el tráfico y los retrasos!
  • Pasaporte obligatorio.
  • Clase Business – grupos reducidos en van / minibús de lujo.

Descripción detallada de la gira

Al salir de Jerusalén, comenzamos nuestro pronunciado descenso hacia el Mar Muerto, pasando la Posada del Buen Samaritano (Lucas 10:29-37) y la marca del nivel del mar.

Después de una breve parada en la marca del “nivel del mar” continuamos nuestro descenso en dirección a Jericó, la ciudad más antigua del mundo, quizás debido a su exuberante oasis y a su proximidad al Mar Muerto, una antigua fuente de sal. Esta ciudad canaanita fue la primera en ser conquistada por los israelitas, quienes cruzaron el Río Jordán hacia la Tierra Prometida liderados por Josué.

Los espías enviados por Josué fueron atendidos y ocultados por Rahab (de acuerdo a los hebreos, quizás una posadera y no una prostituta?) (Josué 2:1ff). El plan de ataque, según fue trazado por el Señor, consitía en marchar alrededor de las murallas de la ciudad en seis días consecutivos y en el séptimo día, después de rodear la ciudad siete veces, los sacerdotes harían sonar un toque largo de sus trompetas de cuernos de carnero (shofar) y la gente daría un poderoso grito. (Josué 6).

Con eso, los “muros se vinieron abajo”, y de hecho si nos fijamos en las desmoronados muros cananeos de la antigua Jericó , podemos llegar a imaginar cómo sucedió todo.

Más de mil años después, viajando desde Galilea en su camino hacia Jerusalén, Jesús pasó a través de Jericó  y fue allí donde Zaqueo, que era un recaudador de impuestos, se subió a una higuera para poder verlo mejor. (Lucas 19:1-10)

Elevándose por encima de Jericó veremos el Monte de la Tentación, en donde Jesús, que había ayunado cuarenta días y cuarenta noches, al ser tentado por el diablo respondió: "El hombre no vive sólo de pan." (Mateo 4:1-4)

Galería de imágenes

Pida este tour ahora